La fuerza de la vida

La fuerza de la vida

Los germinados son unos los pocos alimentos que ingerimos cuando aún están vivos y ello permite aumentar de forma exponencial su valor nutritivo. Por otra parte, la riqueza en enzimas, aminoácidos, minerales, vitaminas y oligoelementos convierte a los germinados orgánicos en alimentos completos que pueden ayudar a cubrir las carencias que genera la alimentación moderna.

Respecto a la composición de los germinados, a continuación destacaremos sus altos contenidos en los diferentes tipos de micronutrientes:

  • Enzimas: al comerse crudas, las enzimas de las semillas permiten la digestión de la fibra, las proteínas y las grasas.
  • Aminoácidos esenciales: los germinados, especialmente los de legumbres, permiten al organismo obtener proteínas completas que se transforman en aminoácidos esenciales.
  • Clorofilia: mejora las defensas, la resistencia y la capacidad regeneradora de las células así como su respiración; depura la sangre y frena las infecciones.
  • Vitamina B: principalmente se encuentra en los germinados de alfalfa, trigo, girasol, centeno y sésamo.
  • Vitamina C: principalmente se encuentra en los germinados de trigo, lentejas, soja, garbanzos y judías.
  • Vitamina E: el germinado de trigo triplica el contenido de esta vitamina que actúa en el organismo como antioxidante celular, resultando también un excelente protector del corazón y un buen tonificante.
  • Oligoelementos: los germinados contienen yodo, zinc, selenio, silicio, cromo y cobalto como oligoelementos en mayor cantidad.

Los germinados destacan por sus altos contenidos nutritivos que además de ayudar a mejorar el estado de nuestro organismo, nos ayuda en la prevención de distintas y muy variadas enfermedades. Algunos de los beneficios mas destacados de los germinados los describimos a continuación:

  • Fortalecen el sistema inmunitario
  • Mejoran el funcionamiento de la flora intestinal y fortalecen la misma.
  • Permiten iniciar procesos de desintoxicación y depuración del organismo.
  • Los brotes obtenidos de los germinados son muy energéticos, debido a que están vivos y activos químicamente en el momento en el que se recolectan para consumirse al instante.
  • La concentración de enzimas ayuda a regenerar la sangre y los procesos digestivos.
  • Excelentes fuentes de vitaminas A, B, C y E.
  • Suelen ser bajos en calorías, por tanto muy buenos para perder peso, pero sin penalizar nuestra salud.
  • Los brotes contienen poderosos factores anticancerígenos.

Al comer germinados estamos consumiendo alimentos que no han sido sometidos a procesos industriales y al germinarlos en casa a partir de semillas orgánicas, podemos estar tranquilos que no han sido sometidos a procesos con fertilizantes químicos ni insecticidas, escapando de esta manera de muchos tóxicos que empeoran nuestra salud e incluso generan enfermedades graves. Realizar germinados en casa no resulta ser caro, tan solo necesitaremos un germinador de calidad y dedicarle un poco de tiempo, y que la recompensa es muy amplia. Además resulta muy fácil incorporar los germinados en nuestra dieta ya que se pueden consumir solos perfectamente o combinarlos en un sinfín de platos como ensaladas, cremas, bocadillos, batidos, etc.

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *