GMO: Derecho a saber

GMO: Derecho a saber

Estudios realizados recientemente demuestran que más del 90% de los encuestados quieren que aquellos alimentos que contienen organismos modificados genéticamente sean etiquetados como tales. La preocupación por los efectos ambientales y de salud derivados de la manipulación genética continúa creciendo, pero las compañías biotecnológicas siguen bloqueando los esfuerzos para exigir que los consumidores sepan qué productos contienen los alimentos.

Los transgénicos forman parte de este modelo de agricultura industrial. También se les conoce como Organismos Modificados Genéticamente (OMG), y son seres vivos nuevos, que no existían antes en la naturaleza, y que han sido creados en el laboratorio manipulando sus genes. Cada vez más datos científicos confirman los riesgos que suponen para la salud y el medio ambiente.

España es el único país de la UE que apuesta por estos cultivos y más del 67% de los ensayos experimentales se realizan en nuestros campos. La propia administración se muestra opaca en las cifras de cultivo transgénico: el Gobierno y la industria dicen que hay 136.962 ha. de maíz procedente de la ingeniería genética en España, los datos de gobiernos autonómicos reducen esa cifra a 70.000 ha.

Hay quienes justifican todo esto en aras de “acabar con el hambre” en el planeta, pero la realidad es que los cultivos modificados genéticamente no alimentan al mundo: el 99% de los agricultores no los cultivan, y el 97% de la superficie agrícola mundial sigue libre de ellos.

Para BIOVIVO, la respuesta a este problema es la agricultura ecológica. Es decir, un modelo basado en una gestión sana de los recursos que beneficie a productores y consumidores. Alrededor de todo el mundo existen explotaciones agrícolas de agricultura ecológica que demuestran cada día que pueden proveer suficiente alimento, aumentar la seguridad alimentaria y generar mejor calidad de vida a agricultores y consumidores.

 

1 Comment

  • John Dilan Posted 20 octubre, 2015 12:35 pm

    Very nice post

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *