¿Es la quinoa orgánica el alimento perfecto?

¿Es la quinoa orgánica el alimento perfecto?

En los últimos años, la quinoa ha adquirido un gran protagonismo y su consumo es cada vez mayor gracias sus numerosas propiedades y los beneficios que aporta. Pero aunque parezca un producto novedoso, lleva cultivándose en las regiones andinas desde hace más de 5.000 años. Están muy equivocados los que todavía creen que es un alimento sólo para vegetarianos.

La quinoa, o quinua, es un ‘pseudocereal’ que pertenece a la familia de las espinacas y de la remolacha, y tiene unas características que la hacen muy especial, tanto que ha llegado a ser considerada por la ONU como un “súperalimento”. Una de sus particularidades más importantes, y motivo por el que recibe este nombre, es que es el único alimento de origen vegetal que contiene todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas.

Entre sus propiedades destaca la gran cantidad de hidratos de carbono (63/100g), proteínas (12/100g) y fibra (7/100g), lo que la convierte en un alimento ideal para deportistas y personas vegetarianas. Aunque generalmente tenga una mayor cantidad de proteínas en relación con la mayoría de granos existentes, la quinoa se conoce más por la calidad de las mismas. Además, es una una buena fuente de calcio, magnesio y manganeso, y a diferencia de otros cereales, no contiene gluten.

Pero, ¿cómo influye en nuestro cuerpo? Este ‘pseudocereal’ ayuda a regular el colesterol, siendo un alimento perfecto para las personas que tengan los niveles altos y quieran reducirlo de forma natural. También supone una alternativa para los que padecen de sobrepeso. Al ser rica en ácidos grasos Omega 3 y 6, que nos protegen de enfermedades cardíacas, nos ayuda a disminuir el colesterol malo (LDL) y tienen propiedades antiinflamatorias. Además, es importante para el crecimiento y reparación celular, y beneficiosa para el sistema nervioso central. Por otra parte, su contenido en vitamina E hace que actúe como un antioxidante natural.

A diferencia de otras semillas, la ausencia de gluten hace que sea totalmente apta para celíacos y alérgicos al trigo.

Existen tres tipos de quinoa que se diferencian tanto por su aspecto como por sus propiedades. La quinoa blanca es la más conocida de las tres, y también la más fácil de encontrar. Su sabor suave es comparable al de la nuez y es, de las tres, la que menos carbohidratos contiene y la más rica en proteínas.

Por el contrario, la quinoa roja es la que más hidratos de carbono aporta. Su sabor es parecido al de la anterior, mientras que el de la quinoa negra es más profundo.

Su capacidad de adaptación a los diferentes ambientes ecológicos y climáticos hizo que el año 2013 fuera declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Año Internacional de la Quinoa. Esta facilidad de cultivo podría “contribuir a la seguridad alimentaria mundial”, según un informe de las Naciones Unidas.

A diferencia de otras marcas, la quinoa BIOSUMMUM está totalmente libre de saponinas, un compuesto que, pese a no ser perjudicial en exceso, forma una espuma que le da un sabor más amargo.

Otra posibilidad es añadir la quinoa a la sopa o tostarla como un cereal. Esta última fórmula se utiliza en la elaboración de harina para pan y pastas. Por otra parte, fermentada se utiliza para hacer cerveza o chicha, la bebida tradicional de los Andes.

 

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *